En el día de ayer se presentó a la indagatoria ante el juez de la causa, el Dr. Daniel Cesari, acompañado de su abogado el Dr. Francisco Giménez.

Segovia fue formalizado de la acusación que impulsa el Fiscal Mayor, el Dr. Martín Bramatti, y al momento de prestar declaración solo manifestó atenerse a lo ya reconocido en el sumario instruido en el municipio, que fue adjunto en la denuncia radicada por las autoridades municipales.

Ahora el juez Cesari está en condiciones de resolver la situación procesal de Segovia, en razón que por el momento no devolvió la totalidad de lo defraudado con compras con la tarjeta corporativa a nombre del secretario Gonzalo Ferro; y no es viable –de momento- la posibilidad de una mediación o acuerdo judicial.

Incluso ya trascendió que esa posibilidad de igual manera tendría una inviabilidad a partir de la negativa que impostará el fiscal Bramatti, más allá de un eventual visto bueno desde el municipio, y el juez quedará obligado a emitir un pronunciamiento de primera instancia.

Cualquier dilación en el tiempo, con toda la prueba ya producida, sería injustificable.

Compartir