Se conocieron hoy los alegatos en el juicio oral y público a Mario Angel Sañanco en relación al homicidio de Horacio Román, en la estancia Viamonte en 2015.

El primero en alegar fue el fiscal Pablo Candela quien solicitó una pena de 8 años de prisión para el imputado Sañanco, por el delito de “homicidio simple”, registrando este pedido el mínimo de la escala penal prevista por el Código para esta figura.

Candela se valió sobre todo de las prendas de vestir ensangrentadas que portaba el imputado, y que lo sitúan en la escena del crimen, ya que la misma perteneció a la víctima. En particular una de las manchas “por salpicadura” dan cuenta de producirse al momento en que se produjo el “golpe contra la fuente de la que emanaba la sangre”, según lo explicado por los peritos.

Candela tomó en cuenta como atenuante las condiciones de vida y el bajo nivel de instrucción del victimario como atenuantes.

Acto seguido alegó la defensor oficial, la Dra. Lorena Nebreda, quien sostuvo dudas en torno a la investigación policial que consideró “direccionada” hacia su defendido, planteando que quedó la duda respecto de la participación de otro peón que esa madrugada dio aviso de la agresión, testigo este que no pudo ser hallado para el juicio.

En ese caso la defensora cuestionó que en el accionar policial desplegado no se le incautaron las prendas de vestir a este otro peón.



Compartir