El Manatario encabezó el acto que se realizó en el Centro Cultural Yaganes en Río Grande y por vía remota desde Ushuaia la Vicegobernadora Mónica Urquiza, la Ministra de Salud, Judit di Giglio, funcionarios y funcionarias del gabinete provincial y representantes del sistema de salud fueguino.

Al respecto dijo que “en este día me quedo con las palabras empatía, vocación y trabajo en equipo dentro de todos los centros de salud y entre las localidades. Tanto del sector privado como público, tanto de gobierno como de los municipios. Todos pusieron lo mejor de sí”.

Y agregó: “este año han representado la lucha contra la pandemia junto a todos los profesionales de la salud. El médico es el que trata de curar, pero también acompaña y salva vidas. Para nosotros es importantísimo reconocer las vidas que salvaron. Desde el Estado acompañamos de la mejor manera, pero quien están todos los días son los médicos y las médicas”.

“El mejor médico para nosotros es cada uno de ustedes que llevan bien en alto el trabajo en equipo, la vocación y el servicio, pero tenemos que seguir poniéndole garra. Hoy se tienen que sentir orgullosos de la cantidad de vidas que salvaron y que es lo más difícil de medir, porque la muerte se mide más fácil. Por eso en nombre de Tierra del Fuego agradecemos a todas las médicas y los médicos de la provincia”, finalizó el Gobernador.

Compartir