Desde el Instituto se dirigió una nota al titular de la cartera de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, planteándole su intercesión ante el Ministerio de Energía de la Nación a los efectos de que se pueda “corregir esta distorsión que afecta gravemente la prestación de servicios turísticos en Tierra del Fuego y pone en peligro miles de fuentes laborales que dependen de ellos”.

“Todos comprendemos los motivos que originaron las medidas”, aclaró el presidente del Instituto Fueguino de Turismo, Luis Castelli, quien observó, sin embargo, la necesidad de “resaltar las características propias del contexto de la Patagonia Austral, para tomar real dimensión de lo que ellas significan para la actividad que nos nuclea”.

El funcionario anotó que el incremento de gas “no solo tendrá implicancia directa en los costos de los servicios turísticos (que impactarán negativamente en la competitividad de nuestro destino) sino que consecuentemente afectará especialmente a los pequeños prestadores durante los períodos de baja temporada”.

Compartir