Desde un tiempo a esta parte la venta de huevos en maple de 30 unidades fue ganando espacio en comercios incluso de rubro diverso, pero que lo adoptaron rápidamente por la economicidad en su cantidad.

Incluso esto ha llevado a descentralizar el consumo de este producto desde los supermercados, donde la venta en empaques de menor cantidad, perdió adeptos en cuanto a la conveniencia para la economía doméstica.

Pero si el gran dilema hasta esta cuarentena era si ¿el huevo a la gallina?, hoy nadie se explica que pasó con ambos en estas dos semanas, ni como el coronavirus impactó en este producto avícola.

Antes de la cuarentena, a principios de mes, el maple se conseguía en 170 pesos en los comercios que mas económico presentaban el producto como “enganche” para clientes. Hoy, 20 días después difícilmente se consigue a 220 pesos en promocionados “ofertones”, promediando el valor por encima de los 250 pesos.

Incluso fue viralizado en la primera semana de cuarentena un comercio vendiendo el maple a 330 pesos, aunque ese escrache motivó que el precio fuera modificado rápidamente. Hoy varios comercios lo ofrecen en precios entre los 280 a 300 pesos.

Monopolio ovoide

Lo cierto es que el huevo llegó a tener una producción local muchos años atrás, pero se tornó inviable con el tiempo.

Pasaron varios años y el producto se insertó fuertemente en el mercado local, de la mano de un monopolios de dos distribuidores en toda la provincia, los que con el paso del tiempo comenzaron a no presentar competitividad en el precio, refieren los comerciantes.

Estos distribuidores traen el producto de avícolas de Buenos Aires, y previo a la cuarentena se vendía en los comercios locales a 800 pesos la caja de 6 maples. Inexplicablemente hoy esa caja se distribuye al comercio en 1140 pesos.

“El margen de ganancia es muy chico hoy, y tenemos que pensar además de la ganancia en un incremento de 10% o más por que no sabemos si en la próxima reposición el producto no viene con otro aumento que ya lo tenemos que absorber nosotros”, refiere un comerciante.

Otro comercio consultado, un conocido multirrubro de calle Thorne y Gobernador Paz, fue tajante “nosotros directamente decidimos dejar de comprarles, el precio de referencia es de 170 pesos y no lo íbamos a poder mantener, si la gente deja de comprar 3 semanas este producto, se van a tener que ver obligados a bajarlo de nuevo”, expresó el comerciante consultado.

Una conducta ciudadana compleja, la de modificar hábitos de consumo en defensa de la economía doméstica.

Cualquier denuncia por abuso comercial en los precios puede ser denunciado a la Dirección Municipal de Comercio (02964) 436247.

Compartir