Durante los primeros días de cuarentena se asistieron a más de 1000 familias de la ciudad y a más de 160 adultos mayores. También se reforzó la atención en más de 28 comedores que llegan a 2300 personas.


Al respecto, la titular de la cartera social, Silvana Angelinetta, comentó que “como todos sabemos, dentro del marco de la pandemia del COVID-19, la emergencia no solamente se traduce en sanitaria, sino también en económica y social”, es decir que “tiene consecuencias amplias y, en este caso, el intendente Martín Perez decidió aumentar en un 100% la asistencia alimentaria para hacer frente a esta situación crítica”.


En este sentido, señaló que “estamos entregando módulos alimentarios que se entregaban por constancias particulares, pero, estos primeros días de cuarentena, asistimos a más de mil familias de la ciudad y, en el día de ayer, con el Programa Alimentario Municipal, ya entregamos 440 módulos a vecinos del barrio Malvinas Argentinas”.


Angelinetta señaló que también se asistió -y asisten- a diversas asociaciones y agrupaciones a quienes “les entregamos más de 1300 módulos alimentarios”, como también “reforzamos 28 comedores que llegan a 2300 personas, para que puedan entregar sus viandas”.


“Estamos tratando de llegar a personas que no tienen ningún aporte, hay muchas que salían a trabajar diariamente para llevar el pan a la casa”, señaló la Secretaria, quien agregó que “en una situación crítica como la que estamos viviendo, uno tiene que plantearse el peor escenario y tenemos que ser muy criteriosos a la hora de priorizar a estas familias donde haya niños y niñas, adultos mayores o personas con discapacidad”.


Por último, expresó que “tratamos de maximizar los recursos” debido a que “en estas situaciones tenemos que tener una concepción bien amplia y responsable. El Estado está presente, la gente se tiene que quedar tranquila y, si hacemos las cosas bien, de esta situación vamos a salir mucho antes y de manera favorable”.

Compartir