El pedido de autorización para contraer una deuda por cien millones de pesos, requerido por el Ejecutivo municipal, será girado a la comisión de Haciendas, Presupuesto y Cuentas donde se espera la participación de funcionarios municipales a fin de que los concejales puedan despejar las dudas que presenta el proyecto.

El concejal Ricardo Garramuño manifestó dudas y “falta de información” al respecto del proyecto, “como mínimo, solicitamos la presencia de los funcionarios municipales para que nos expliquen todas las dudas que tenemos”.

Por su parte el concejal Juan Manuel Romano acompañó los argumentos del MPF y remarcó que “es nuestra obligación analizar que los recursos van a ser destinados para lo que señala el proyecto, pero sería interesante estudiar el proyecto en comisión y poder llegar a un acuerdo dependiendo de la información que nos pueda brindar el Ejecutivo municipal; hoy lo único que sabemos es que van a comprar maquinarias, nada más que eso”.

En tanto el concejal Juan Carlos Pino subrayó que “cien millones no inciden estructuralmente al municipio y lo consideramos necesario ante esta situación de pandemia que atravesamos, donde no hay grandes movimientos económicos y el Estado necesita reactivar las obras públicas, entendiendo además que el crédito es un porcentaje mínimo en referencia al presupuesto”.

Compartir