El municipio de Río Grande se presentó y fue aceptado hace instantes como parte querellante en la causa judicial contra el ex director de Juventud, César Segovia, por el uso indebido de una tarjeta corporativa con la que realizó compras personales por 3 millones 800 mil pesos.

La denuncia judicial presentada por el municipio tras despedir y dar de baja el contrato de servicios a Segovia; finalmente hoy fue aceptada por el juez de instrucción 1, el Dr. Daniel Cesari Hernández, luego que la semana pasada se declarara la incompetencia de instrucción 2 que había recibido la denuncia.

Los hechos se precisó que iniciaron en enero pasado, fecha en la que estaba en turno el juzgado de Cesari, ante lo cual este fuero tomó la causa a partir de que el magistrado retomó funciones en el día de la fecha dado que estaba de licencia.

Precisamente en esta jornada los abogados del municipio de Río Grande hicieron una presentación pidiendo ser tomados como parte querellante, a fin de profundizar la investigación con la posibilidad de impulsar la producción y el aporte probatorio.

En ese sentido los abogados del municipio plantearon incluso al juez la disponibilidad del intendente Martín Pérez y los funcionarios que se consideren necesarios, a fin de prestar declaración testimonial en caso de aportar cualquier dato aclaratorio.

“El Intendente pidió declarar como testigo y ratificar en la causa la voluntad del Ejecutivo de denunciar penalmente, despedir al responsable de la maniobra y recuperar el 100% de los fondos”, sintetiza el escrito presentado esta mañana.

Hace instantes desde el juzgado comunicaron al municipio la aceptación como parte querellante en la causa.

Compartir