Los ministros del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Tierra del Fuego, Javier Darío Muchnick, María del Carmen Battaini, Gonzalo Sagastume y Ernesto Löffler recibieron a las autoridades de la comisión directiva del Colegio de Abogados de la ciudad de Río Grande, abogados Horacio Castelli, Verónica Criado y Miguel Ayunes.

Los abogados habían planteado la necesidad del encuentro en razón del incidente mantenido por un abogado con la agrupación de madres de Pañuelos Amarillos en ocasión de una indagatoria por un caso de abuso sexual que tenía un escrache en plena mesa de entradas de un juzgado penal.

El Colegio planteó que “no justifican conductas agresivas o violentas de ningún profesional del derecho y que, por el caso específico que los impulsó a pedir la reunión, ya se encuentra en conocimiento y tratamiento el respectivo tribunal de ética de ese colegio”.

Asimismo, solicitaron la posibilidad de generar mecanismos que permitan cumplir el cometido de la profesión, para ellos y sus clientes, evitando escenarios pasibles de impulsar contextos conflictivos.

Ante ello se propuso la conformación de una mesa de trabajo para la planificación, capacitación y concreción de protocolos de actuación que mejor permitan la libre expresión de todas las partes en el marco de edificios públicos.

El Superior Tribunal manifestó que “en modo alguno se impediría el ingreso al edificio de tribunales de personas que representen a víctimas de algún delito, por lo que el equilibrio de las circunstancias será lo que impulse los comportamientos funcionales y profesionales”.

Compartir