Una vez más la situación tiene lugar en el caso de la clínica administrada por la Unión Obrera Metalúrgica, el Sanatorio Fueguino, que tiene imprevisibilidad salarial en sus trabajadores que aún no terminaron siquiera de cobrar el aguinaldo.

Esta fue una situación recurrente en todo el año pasado y este 2019 parece que no se normaliza a partir de que los trabajadores llevan cobrado solamente el 50% de los haberes correspondientes a diciembre, sin fecha de pago para el resto.

Pero la problemática incluso comprende al medio aguinaldo, del cual recibieron 7 mil pesos en diciembre y en enero otros 8 mil, a modo de “adelanto”, con incertidumbre total respecto del complemento del pago.

Mónica, una de las delegadas de ATSA en la clínica, refirió, “no tenemos fecha de nada, estamos esperando un pago de la obra social Ipauss, pero no puede ser que dependamos de una obra social para cobrar”, dijo, señalando respecto de la paciencia que los trabajadores tuvieron para con la patronal, “no se quiere ir al conflicto porque acá somos 130 familias que seguimos apostando a nuestra fuente de laburo, pero la situación es crítica”, dijo, señalando el punto de inflexión.

La situación no es nada mejor en el terreno de los profesionales médicos, algunos de los cuales tienen deudas de honorarios por parte de la clínica que llegan a los 6 a 5 meses.

Lo intolerable ya de la situación que lleva más de un año de arrastre, llevaría a la formalización de una denuncia en las próximas horas ante el ministerio de Trabajo.

Compartir