Lo sostuvo el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor, Juan Carlos Cuenca, ante el anuncio de la actualización del boleto de Colectivos en la ciudad.

El titular del gremio de los choferes de colectivos afirmó que “más allá de la dificultad que significa para el usuario, este aumento del valor del boleto trae por ahora un poco de tranquilidad porque vamos a poder seguir trabajando”.

Cuenca recordó que “el conflicto salarial que tuvimos en todo el país, que fue de público conocimiento, se destrabó por el compromiso asumido por los poderes concedentes del servicio, es decir, los estados municipales, de otorgar algún tipo de subsidio o aumento de tarifas”. “Fue un problema en el interior del país y Río Grande no fue a excepción”, aseguró.

Consultado sobre cómo repercute en los pasajeros esta suba, el dirigente gremial subrayó que “hemos podido establecer una paritaria a nivel nacional pero eso debe venir acompañado del respaldo del Estado para que el aumento en el caso de nuestra ciudad no sea tanto, y es por eso que sigue siendo el boleto más barato de la región aún con este aumento”. “En todas partes el precio del boleto está en 24 pesos o más”, informó.

“Lógicamente cualquier aumento en este contexto de crisis para el usuario es mucho” agregó enseguida pero remarcó que “es el único camino para mantener las fuentes de trabajo y la calidad en el servicio que la verdad hace mucho no teníamos en Río Grande, porque no debemos olvidar que años atrás el boleto aumentaba y el servicio era malo”.

En el final de la entrevista a Reporte Diario, Juan Carlos Cuenca sostuvo que “una vez más el ejecutivo municipal estuvo a la altura de las circunstancias y no permitió que el todo el impacto del aumento fuera para el usuario, posibilitando así que los sectores más vulnerables y con mayores necesidades puedan seguir usando el colectivo”.



Compartir