Es una obra que se ejecuta en el barrio Arraigo Sur con fondos provinciales que ha entrado en la instancia final y quedará lista para su inauguración.

La característica principal de este gimnasio es que tiene una cancha de 20×40 para la práctica del deporte, sanitarios, vestuarios, gradas, un sector de administración, y espacios para la práctica de otros deportes como artes marciales y diversas escuelas deportivas.

Además es de similares características a los complejos que están construyendo en las ciudades de Tolhuin y Ushuaia.

La ministra de Obras y Servicios Públicos, Gabriela Castillo, visitó el lugar y destacó que “en la parte exterior ya está terminado el parquizado, y esperamos en unos días poder llegar a la colocación del piso de caucho en los salones, más el regulador de gas. En días podría comenzar a ser utilizada por la Secretaria de Deportes y Juventudes”.

“Es un espacio grande, un complejo en donde se posibilitará un crecimiento profundo en las oportunidades, dentro de esta mirada de inclusión, en el acceso al deporte que plantea el Gobernador Melella, por eso se plantearon instalaciones similares para Ushuaia y Tolhuin también”.

Sobre la importancia del nuevo espacio para el fomento del deporte en Río Grande, el secretario de Deportes y Juventudes, Carlos Turdó, destacó que “esto no permite además seguir desarrollando el deporte fueguino y contribuir con la comunidad deportiva en general mediante un nuevo espacio, algo que tanto hace falta en la ciudad”.

“En pocos días -auguró- estaremos disponiendo de este gran gimnasio en la ciudad de Rio Grande, un nuevo espacio deportivo que nos da la posibilidad de trabajar con muchísimas actividades para los vecinos de la zona de la margen sur”.

“Estamos realmente muy contentos por el ritmo que se están llevando a cabo todas las obras de infraestructura deportivas de la provincia. Creo que esto se da, en gran parte por la gran apuesta y decisión que hace el Gobernador Gustavo Melella quien esta decidido a apoyar al deporte fueguino”, subrayó Turdó.

Compartir