Lo sostuvo el Gobernador Gustavo Melella frente a la decisión de la Unión Europea de excluir las Islas Malvinas del acuerdo comercial al que llegó con el Reino Unido para implementar el Brexit a partir del 1° de enero.

Ante esto, el ilegítimo gobierno británico en Malvinas perderá los beneficios comerciales, impositivos y aduaneros de la explotación ilícita de nuestros recursos, al quedar fuera de la futura relación del Reino Unido con el bloque europeo.

El Gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, consideró que “las consecuencias que el denominado Brexit están teniendo en el Reino Unido representan una inmensa oportunidad para la Argentina. A su vez, se suma a los demás logros que se obtuvieron este año, como son el fortalecimiento de los apoyos internacionales a nuestro país para la solución de la disputa en relación a la Cuestión Malvinas. Del mismo modo, este accionar de Londres es una muestra cabal de lo que siempre sostuvimos y es en relación al rol que tienen las Islas para el Reino Unido, el cual no es más que una mera posición colonial, donde los intereses de sus habitantes son sólo una variable de ajuste para los intereses de Londres”.

Se estima que el ilegítimo gobierno británico de las Islas Malvinas podría empezar a pagar aranceles de entre el 6% y el 18% para ingresar los productos obtenidos ilegalmente de nuestras aguas en el mercado europeo, siendo el sector pesquero el que se verá más afectado. La pesca supone el 40% de su PIB y el 80% tiene como destino el mercado europeo.

Igualmente, el Gobernador fueguino rescató que “de todos modos aún hay que ser prudentes, tenemos que tomarnos nuestro tiempo para analizar en profundidad esto que no deja de ser una buena noticia para nosotros, porque la presencia británica en el Atlántico Sur se sustenta en el rédito económico que su explotación le aporta. A partir de esta decisión tan controvertida que tomaron hace unos años atrás, como fue la salida del Brexit y que ahora está a días de implementarse en su totalidad, termina siendo una muy buena oportunidad para fortalecernos, procurar nuevos y renovados apoyos y así lograr revertir el apoyo automático del bloque europeo a la posición de facto británica”.

Melella finalizó sosteniendo que “este era un pedido del Gobierno en el marco de la disputa de soberanía y, desde la provincia a las que pertenecen las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y sus espacios marítimos e insulares correspondientes, no dejaremos de trabajar por la recuperación del ejercicio efectivo de nuestra soberanía sobre ellas”.

Compartir