Roberto “Tati” Carbonelli falleció hace instantes en la Terapia Intensiva del hospital de Río Grande, después de casi una semana de internación después de sufrir un accidente cerebro vascular tras las movilizaciones en reclamo por sus puestos de trabajo.

El operario de 37 años sufrió un ACV severo inmediatamente concluida la movilización, primero al ministerio de Trabajo de la provincia y luego al ministerio de nación, el pasado miércoles.

Sus compañeros y familia aducen el estrés al que estuvo sometido este último mes y la incertidumbre laboral en el conflicto del que tomaba parte junto a sus 85 compañeros de la firma Textil Río Grande, por lo que a esta situación la precedería una demanda civil contra la empresa y la ART.

Profundo pesar en la carpa donde los trabajadores tomaron conocimiento de la triste noticia recordándolo como gran compañero de trabajo, amigo, baterista del ambiente metalero de la ciudad y padre de familia que deja dos hijos.

Compartir