La familia de Moledo en una de las marchas llevadas a cabo en este caso.

Se trata del brutal crimen del 9 de septiembre pasado en que una mujer fue ultimada a puñaladas en un caso que tiene 3 detenidos y un menor imputado y procesado.

El caso inició con otro fiscal, dado que la fiscal Laura Urquiza estaba de licencia, pero los familiares de la víctima señalan que increíblemente a 4 meses del hecho no está interiorizada de los pormenores del expediente.

“Fuimos a la fiscal tres veces y nos dice que no tuvo tiempo de leer la causa, no sabe quien fue Gladys, entonces queremos que sea apartada del caso”, señala Stella Maris, hermana de la víctima fatal.

Gladys Moledo fue ultimada a puñaladas el 9 de septiembre en su casa del asentamiento, de calle Monte Independencia 113, en un hecho que la Justicia tiene determinado habría sido consumado por los integrantes de una familia que tenía en adopción irregular a la nieta de la víctima.

La fiscalía fue suplida al inicio de la causa por el Fiscal Mayor Guillermo Quadrini, “queremos que vuelva el fiscal Quadrini, él conoce la causa y conoce la historia de vida de Gladys y por todo lo que tuvo que pasar para que terminara así asesinada, la vió muerta en el suelo y vio a su nieto como quedó tras abrazarse en el suelo a su abuela muerta”, dijo conmovida la mujer.

Asimismo denunció que “el pequeño no tuvo asistencia psicológica de nada”, planteando asimismo la familia la hipótesis de que “hubo más personas involucradas en este crimen, no se explica tanto ensañamiento”, concluyó Stella Maris Moledo.

Compartir