Se trata de la construcción del pedraplén de protección y acceso a la embarcación, trabajo que está siendo ejecutado por la empresa Neocom S.A. con una inversión de 7,3 millones de pesos.

«La función del pedraplén, que va a rodear al barco, será la de protegerlo, especialmente del lado más expuesto al oleaje», explicó el presidente de la DiPOSS, Guillermo Worman. Se trata de una obra que podría estar concluida en los próximos dos meses. El funcionario agregó que, luego de esta primera parte, las siguientes etapas serán «el refuerzo de la estructura interna y finalmente la reparación de la cubierta y el casco externo».

La recuperación de la embarcación contempla primero tareas en la sección de popa, luego en el sector central y finalmente en la proa. En estos tres puntos, una de las obras principales será el hormigonado de la parte inferior junto al lecho.

Finalmente, se reparará el sector de cubierta que haya sido afectado por los trabajos y los que no se encuentran en buen estado. Se hará lo propio con el revestimiento lateral exterior y se realizará el pintado del conjunto.

Sobre la empresa adjudicataria que realizará la primera parte de la obra, Worman recordó que se trata de «la compañía que construyó los muelles de pesca artesanal de Ushuaia y Almanza».



Compartir