En cuanto al incidente con el edificio administrativo del Concejo, donde hace varias semanas atrás irrumpieron los concejales Marcelo Muñóz, Amado Saldivia y Rubén Simioni junto a un grupo de violentos, para tomar la sede que se resistía a abandonar el depuesto presidente Telmo Benítez; la Justicia tomó importantes determinaciones.

 

 

La semana pasada el juez Eduardo López junto al fiscal mayor Guillermo Quadrini, recorrieron el lugar que quedó bajo resguardo judicial, constatando los daños y el faltante de diversos elementos y documentación.

 

Tras ello se realizó un arqueo y finalmente se entregó el edificio designando como depositaria judicial a la Secretaria Legislativa Gladys Benítez; tras lo cual el Fiscal Mayor requirió al juez iniciar una causa judicial contra los responsables del accionar vandálico.

 

Quadrini requirió contra los ediles Muñóz, Saldivia, Simioni y cuatro personas que los acompañaron esa violenta jornada, por distintos delitos ocasionados en su accionar. En el caso de los ediles, Quadrini requirió por los delitos de “abuso de autoridad, daños doblemente agravado, robo agravado, violación de secreto informático y de sellos, intimidación triplemente agravada e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

 

En esta situación se determinó la sustracción de documentación e incluso de computadoras con información institucional, situación sobre la cual ahora deberá investigar el juez de la causa.

 

Presidencia sin definir

 

Asimismo desde el Superior Tribunal de Justicia también se resolvió la medida cautelar interpuesta por parte de la defensa del concejal Telmo Benítez, buscando resistir su destitución como presidente de la entidad por parte de los tres ediles mencionados anteriormente.

 

La medida fue rechazada desde la corte provincial, entendiendo que no correspondía en este caso, aunque sin que se resolviera la cuestión de fondo en torno a la presidencia del órgano que continúa envuelta en una crisis y un escándalo institucional intolerable para el resto de la comunidad.

Compartir