El joven con el cual forcejearon dos personas sobre la baranda del puente para evitar que se arrojara al río Grande, finalmente fue hallado sin vida esta mañana con las primeras horas de luz natural.

La búsqueda resultó infructuosa por parte de la Prefectura con un semirrígido en horario nocturno, y esta mañana se dispuso un operativo especial que rápidamente dio con el cuerpo río adentro desde la zona del puente Mosconi, hacia el lado de la margen sur.

Se realizaron todos los peritajes preventivos y constancias forenses para retirarlo del lugar, y acto seguido se notificó a la madre y familia directa por parte de personal policial de la comisaría Primera que intervino en el caso.

Se confirmó la identidad del fallecido como Federico Escobar de 23 años, informando sus allegados directos como antecedente personal inmediato la finalización de una relación sentimental, aunque sin poder explicar la decisión adoptada.

La situación una vez más pone en el eje de la discusión la situación de seguridad sobre el puente Mosconi y la realidad del servicio de Salud Mental.

Compartir