El procedimiento tuvo lugar ayer y estuvo a cargo del personal de la delegación Río Grande de Gendarmería Nacional con Aduana, quienes patrullaron caminos secundarios en proximidades al límite internacional.

Los efectivos llegaron al “puesto Aviles” de la estancia San Julio, a unos 80 kilómetros de San Sebastián.

En un paso no habilitado, se encontraron 48 bultos envueltos en bolsas negras, que en su interior contenían cajas de cigarrillos de industria nacional que seguramente tenían como destino el país vecino.

Además, en el procedimiento se secuestraron prendas de vestir. Por el momento no hubo personas detenidas, y lo secuestrado quedó a disposición del Juzgado Federal de Río Grande.

El valor de lo incautado asciende a 4 millones de pesos, según calculó la Aduana.

Compartir