Así lo consideró el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Río Grande en relación al dictamen del Tribunal de Cuentas que fue entregado esta mañana al Concejo Deliberante, respecto del pedido de informes del bloque Forje en relación al decreto 1327/19.

El Dr. Gastón Díaz señaló que además del dictamen se realizó una aclaratoria en el boletín oficial, “esto fue parte de un control concomitante que el Ejecutivo Municipal no utilizaba para llevar paralelamente a los actos de Gobierno mientras se ejecutaban sin esperar, y quisimos darle transparencia a este acto”.

“La nota ingresó al Tribunal de Cuentas el 13 de enero y nos quedamos muy tranquilos con esto. Nos llama la atención que al momento de la conferencia de prensa del bloque Forja no conocieran de este dictamen del Tribunal de Cuentas”, agregó, señalando “hubiera aclarado las cosas sobre la mesa y no la puesta en escena que se hizo”.

“En términos de legalidad el dictamen es contundente y nosotros como Departamento Ejecutivo Municipal no existe otro órgano al que acudir para despejar cualquier duda sobre la legalidad de un acto y damos por saldado este pedido de informes”, concluyó.

Aunque agregó finalmente “si la connotación es política seguro alguno buscará continuar con el tema”.

Error de tipeo

Asimismo respecto de dos normativas del año 2020 mencionadas en este decreto del 2019, Díaz refirió que «cometieron un error, en la fe de erratas del boletín oficial hace dos días atrás, además de la corrección acompañamos imagen del decreto original, haciendo referencia a dos normas dictadas en diciembre».

Compartir