Fue en un operativo de control de tránsito de la Policía Federal implementado anoche en la esquina de calles Espora e Irigoyen, donde se demoró un vehículo, con presunción de la existencia de sustancia estupefaciente a bordo.

En un rodado Chevrolet Classic la requisa del personal policial permitió incautar 10 cigarrillos de armado artesanal de marihuana actuándose incluso con un perro antidrogas para la requisa completa del rodado y sus ocupantes.

Cuatro jóvenes que iban a bordo del rodado fueron notificados de derechos y garantías desde el Juzgado Federal, y luego liberados.



Compartir