El dramático episodio fue denunciado semanas atrás en el Juzgado Provincial en Río Grande y lo lleva adelante el juzgado de menores, dada la baja edad del denunciado que sería prácticamente inimputable.

El menor relató en los primeros días de abril una situación de abuso que generó un conflicto familiar, derivando en prohibición de acercamiento entre dos grupos familiares.

El niño indicó que se trató de una presunta violación por parte de su primo de 14 años que se dio jugando en la casa de la abuela, sin poder precisar circunstancias de tiempo, aunque los cambios de comportamiento delatan que el hecho fue reciente.

El caso está denunciado en el Juzgado de Familia 2 a cargo de la Dra. Marina Montero, pero dada la baja edad del menor acusado no hay requerimiento fiscal dada su inimputabilidad ante lo cual solo se inició un expediente de protección de persona y abordar la situación con un equipo interdisciplinario.

Compartir