El incidente se registró esta mañana en el barrio denominado Altos de la Montaña de la mediterránea localidad, donde una máquina de Obras Públicas del municipio tuvo un error de cálculo.

El personal municipal trabajaba en la apertura de calles desmontando el sitio, cuando aparecieron los propietarios del lugar asegurando con papeles que se trataba de un terreno de su propiedad, sobre el que estaban trabajando.

Para ese entonces el predio ya había sido arrasada la vegetación y nivelado, lo que motivó el reclamo de los damnificados en razón de la pérdida total de la vegetación en su predio.

El propio intendente Daniel Harrignton debió acercarse al lugar para tratar de mediar una solución con los particulares damnificados.

Compartir