Las denuncias apuntan a un funcionario que, junto a otras dos, fueron separados preventivamente del cargo. Así lo confirmó la presidenta del IPV, Leticia Hernández, ante la consulta referida al presunto caso de una mujer que sufrió la insinuación de parte de un alto funcionario para acceder a una solución habitacional. “Estamos en conocimiento, nosotros gestionamos para el vecino, el personal interno y vecinos han emitido notas expresas sobre insinuaciones, y todo eso va a estar dentro de la auditoría”, confirmó la presidenta del ente habitacional. Por este tipo de casos y otras irregularidades, “se desplazó del cargo a tres personas del área Social”, confirmó la funcionaria quien además destacó otras irregularidades como “gente que bajaron el mismo día del sorteo y ese día la convocaron y luego la bajaron, siendo presencial el sorteo, no podes exponer así a la gente”, señaló Hernández. Estos casos serían los referenciados desde el gremio de ATE como presuntas “persecuciones”, a lo que Hernández aclaró, “hubo desplazamientos, en un momento en la paritaria con el gremio en Ushuaia surgió este tema pero les aclaramos que la gestión la vamos a hacer nosotros y dentro del Instituto debemos organizar nuestro equipo de gestión que nos represente en transparencia, de respetar resoluciones internas e invitar a las demás a trabajar. No dejando de lado al personal, que fue lo que pasó en la anterior gestión”. Esos desplazamientos se dieron la semana pasada en Río Grande, lo cual fue mencionado en la asamblea del pasado lunes de ATE Río Grande, que apuntó a la presidenta del IPV por esas presuntas “persecuciones”, “yo quedé sorprendida, nos debemos una charla con la gente de ATE de Río Grande, de conocernos, porque con ATE Ushuaia estamos dialogando, y no somos de ese perfil”, explicó.
Compartir