En el juicio oral que se sigue contra el padre biológico de la menor y una ex pareja de ese entonces por el abuso de la niña, los primeros testimonios dieron cuenta de detalles conmocionantes en los presuntos abusos denunciados.

Tras la primera jornada del juicio que se lleva adelante con medidas sanitarias y una teleconferencia con la Unidad de Detención, donde se encuentra recluido el principal imputado; este martes fue una jornada de testimoniales fuertes.

En primer término el tribunal proyectó el testimonio de la niña que se realizó en la etapa de instrucción de la causa a principios del 2018, donde dio cuenta de 6 a 7 episodios de abuso entre los años 2013 y 2016 por parte de su progenitor y la pareja del mismo, la imputada de nacionalidad dominicana.

Tras este testimonio, se presentaron a testimoniar el hermano y una amiga de la víctima, así como la madre de la misma quien brindó una extensa declaración, que incluyó detalle inéditos en la causa.

Estos testigos en resumida cuenta dieron nociones al tribunal de como la víctima fue dando a conocer el “abuso” a finales del año 2017, después de visitar a su padre en la Unidad de Detención, y ante la posibilidad de que este recuperara la semilibertad ya que cumple una pena de prisión por un “robo agravado”.

Coincidieron en que la joven manifestó temor de volver a ser abusada, ante lo cual radicaron inmediatamente la denuncia.

Otro dato escalofriante lo aportó recién hoy en el juicio la madre de la menor, quien refirió que en los últimos días su  hija le contó que en alguna oportunidad creyó quedar embarazada de uno de esos ataques sexuales, en razón de síntomas y un malestar que presentaba. La testigo señaló que su hija le relató que la imputada –pareja de su padre- le habría dicho que podía estar embarazada, ante lo cual le suministraron una pastilla abortiva (Misoprostol), por la que tuvo un profuso sangrado.

La víctima nunca había hecho referencia a esta situación a lo largo de su declaración en la etapa de instrucción de la causa en 2018, en la que incluso había referido que luego de cada abuso le suministraban la “pastilla del día después”.

El juicio continuará el próximo jueves con más testimoniales, entre personas del entorno de la víctima y peritos del Poder Judicial y asistentes sociales. Se estima la posibilidad de que el viernes puedan realizarse los alegatos de las partes.

Compartir