El fin de semana el lago Yehuin fue uno de los centros elegidos para el acampe de muchos riograndenses que fueron testigos del tenso momento.

Un joven practicando remo con un kayak sufrió la vuelta de campana de su embarcación cayendo a las frías aguas.

Allí aseguró haber sufrido un calambre en uno de sus brazos, lo que le dificultó poder volver a la embarcación a la que perdió de alcance.

Comenzó a pedir auxilio a unos 80 metros de la costa, por lo que muchos acampantes se acercaron a la orilla, internándose al agua tres de ellos.

Afortunadamente el deportista estaba con un chaleco salvavidas que lo mantuvo a flote y lentamente pudo acercarse hasta la costa para en los últimos metros ser asistido por acampantes que se llevaron un gran susto.

Una hora después llegaron unidades de emergencia desde Tolhuin pero afortunadamente ya no eran necesarias.

Compartir