Son equipos importados y demandaron una inversión millonaria. Pero nunca fueron puestoa en funcionamiento. Se encuentran alojados en pasillos internos y depósitos del nosocomio de Río Grande, porque para su instalación requieren de la ejecución de obras que nunca fueron realizadas.

La directora General del Hospital, Dra. Viviana Müller, confirmó que se han retomado los trabajos de infraestructura para poner en funcionamiento los costosos equipos importados y que se encuentran sin usar.

En este sentido, Müller explicó que “estos equipos son para reforzar y refuncionalizar los servicios de esterilización y lavadero”.

“Son equipos nuevos que en este momento están en los pasillos internos del hospital y otros a resguardo en depósitos. Se compraron hace dos años pero desconozco los motivos por los que no se hicieron las remodelaciones de los servicios. Hoy retomamos ese trabajo porque el proyecto de remodelación está listo”, recalcó.

Asimismo, indicó que “en esterilización hay que cambiar los equipos, para lo cual se necesita una obra de infraestructura y eso es lo que ha demorado la instalación. Lo mismo ocurre con la refuncionalización y modernización del lavadero. Son máquinas más grandes, distintas a las que están. Son dos servicios que son vecinos, comparten una pared, por lo que se pensó hacer todo a la vez”.

Con respecto a la puesta en marcha de las obras necesarias, Müller señaló que “hoy ya estamos trabajando con una empresa que vino a ver el proyecto y hacer el relevamiento para iniciar los trabajos que en breve estaremos ejecutando”.

Finalmente, recalcó que “el beneficio de estas acciones es para los pacientes, porque mejoraremos nuestra capacidad de trabajo y brindaremos un mejor servicio”.

Compartir