Los interventores de la Seccional Tierra del Fuego de la UEJN visitaron ayer los tribunales de Campamento YPF donde mantuvieron un encuentro con los empleados judiciales y referentes de la lista Celeste, a quienes pusieron en conocimiento de una casi segura extensión de la intervención que inicialmente es por 30 días y vence el próximo 9 de julio.

Tras el escándalo inicial en la toma de la sede con golpes y el forcejeo por una notebook (foto) que fue sustraída, la labor de los interventores fue detallada brindando un informe que da cuenta de “un pasivo de 11 millones de pesos, lo que implica una grave afectación al patrimonio de la UEJN (Unión de Empleados de Justicia de la Nación)”.

“Este pasivo está en 64 préstamos otorgados en los últimos meses”, expresando, agregando que “las tasas empleadas en esos préstamos variaban según el grado de amiguismo o de favor que se hiciera a cambio”, indica el informe.

Señalan que estas operaciones denominadas “préstamos Bechis tal sus nombres registrados en sistema”, son “en infracción al sistema legal” siendo superior a las 300 operaciones en los últimos dos años.

De esos préstamos, “12 fueron otorgados a tasa cero habitualmente a 12 meses o más” y “un tercio de los créditos pendientes de cobro se otorgaron a una tasa anial que oscila entre el 128 y 164,7%, mientras que el Banco Ciudad presta actualmente a una tasa del 101,35%”, pusieron como parámetro.

Incluso se constataron algunos préstamos ya cancelados a una tasa del 300%, por lo que los auditores Carlos Bell y Estefanía Burgos informaron que se sigue trabajando para una eventual denuncia penal por “usura”.

Asimismo se informó que se detendrá el cobro de estos préstamos mientras se avanza en la investigación contra la salida gestión de Luis Bechis.

Compartir