El nuevo jefe policial mantiene reuniones a lo largo de estos días con todo el personal, una vez definidos los ascensos, a fin de rearmar el nuevo esquema de jefaturas y traslados en las dependencias de toda la provincia. Por primera vez se atenderán pedidos personales respecto de traslados de ciudad y se contemplará cercanía a los lugares de residencia de los efectivos.

La jefatura mantiene reuniones para definir traslados y nuevo armado de comisarías, tarea que es encabezada por el propio jefe policial, el comisario Jacinto Rolón; “se busca un modelo de acercamiento del policía al vecino, desde cada área se arbitrarán las modalidad para aplicarlo dando soluciones a la problemática de cada barrio”.

Rolón señaló que el sistema de comisarías se mantiene, “luego de los ascensos el reordenamiento característico en función de los nuevos grados con que se cuenta en la institución, por lo que llevamos adelante reuniones con los jefes de dependencias de Ushuaia y de Tolhuin el sábado y este domingo con los de acá en Río Grande, para tener en cuenta los pedidos particulares de cada comisario en cuando a sus cuestiones de cercanía a su domicilio”.

“Vamos a tratar de que permanezcan en sus respectivas ciudades y si debemos hacer traslados de una ciudad a otra, que sean los menos, o caso contrario a solicitud o bajo estrictas razones de servicio”, planteó en una cuestión que nunca fue contemplada desde jefaturas anteriores.

“Con las nuevas jerarquías se analizan legajos y perfiles para asignar a cada dependencia, restan reuniones con suboficiales mayores y antiguos de cada dependencia de la provincia, trabajar desde el lado humano para mejorar la operatividad”, concluyó.

Compartir