La gobernadora recorrió las obras que desarrolla la empresa Nakon Sur en los campos de la estancia María Behety para evitar la problemática de las tormentas de polvo en la temporada estival, cuando empieza a decrecer el nivel de este espejo de agua.

La ejecución del acueducto entre el Río Grande con las lagunas; Seca y de los Cisnes, se encuentra en un 55% de avance e incluirá una casilla a orillas del Río Grande donde quedarán protegidas del clima las bombas para toma y captación de agua.

Dicha obra cuenta con una cañería de 3600 metros de longitud con tres puntos de descarga, dos en Laguna Seca y una en Laguna de Los Cisnes.

Además, habrá una obra complementaria de mil metros de tendido eléctrico para la provisión de energía eléctrica que garantice el funcionamiento de las bombas.

La obra ya excedió el plazo de obra comprometido en su momento desde el Gobierno Provincial, y la temporada veraniega se acerca.

Compartir