Esta mañana el Gremio de ATE, se presentó en la oficina de AREF, ubicada en Laserre 855, en la cual los empleados denunciaron la falta de calefacción y el olor nauseabundo con el que conviven a diario en el lugar.

Allí se consideró el reclamo de los empleados, y ATE labró el acta correspondiente y se pidió el cierre del edificio. La misma permanecerá cerrada hasta nuevo aviso.



Compartir