En el marco del tratamiento del proyecto sobre interrupción voluntaria del embarazo en el Senado, la Senadora Miriam Boyadjian escuchó las consideraciones expuestas por el Dr. Carlos Posleman, de la Clínica San Jorge, a quien le ratificó su postura contraria a la iniciativa.

En un documento presentado a la Senadora por profesionales de la salud de dicha Clínica, se considera “que el Proyecto que busca garantizar el derecho de interrumpir voluntariamente el embarazo, contiene numerosas y graves inconstitucionalidades que pueden ser analizadas en profundidad por distintas ciencias y ópticas; siendo menester mencionar que la propia Academia Nacional de Medicina expresó que la misión de cualquier médico o personal de la salud es proteger y promover la vida humana, convicción que se advierte por quienes han profesado el Juramento Hipocrático público de carácter ético”.

El Dr Sánchez Posleman planteó además su preocupación por el carácter autoritario y excesivo del proyecto de ley, ya que prohibe la objeción de conciencia institucional para las clínicas privadas y amenaza con su cierre parcial o incluso total a aquellas instituciones de la salud que se nieguen a practicar abortos. “Si realmente se trata de una postura de Estado, debe ser abordada desde la esfera estatal, desde los hospitales públicos y en todo caso las clínicas privadas que estén dispuestas a hacerlo”, expresó el Director de Clínica San Jorge.



Compartir