El gremio metalúrgico pasó en un fin de semana, de la posibilidad de un paro de 72 horas, planteado el disconformismo de la gente con la oferta salarial; a aceptar la propuesta empresarial por una aprobación esta mañana del Congreso de Delegados.

No escapa a la polémica que lo aprobado por los delegados, no es el mandato de las bases de todas las empresas que, en asamblea, ya habían manifestado su oposición a la oferta de un 51% de aumento desdoblado en cuotas hasta febrero.

De hecho esta inconformidad había barajado la posibilidad de una medida de fuerza de 72 horas esta semana, pero las asambleas de esta mañana llevaron a la sorpresa.

Los propios trabajadores hicieron llegar a los medios audios de asambleas, tal el caso de la empresa BGh donde los delegados les comunicaron que “nos vamos a hacer cargo de la oferta salarial y la vamos a aceptar”, en una mera comunicación a los trabajadores sin búsqueda alguna de su consentimiento.

Esto generó reproches a los delegados y la conducción sindical, encabezada por Oscar Martínez, de quien renegaron los propios trabajadores de BGH en el audio que trascendió de esa asamblea.

Indefinición para los PPD

El acuerdo salarial tiene un anexo que comprende la situación de los trabajadores PPD, personal de prestación discontinua, los cuales tenían una oferta desde AFARTE para una efectivización del 50% del plantel al mes de octubre.

Esta propuesta tuvo modificaciones de parte del sector empresario que ahora propone un plazo de regularización del personal a 10 meses, aunque se buscar dejar fuera “a la gente que reclamó vía judicial la modalidad contractual y los compañeros con ART”, indicaron representantes de los trabajadores que están con esta modalidad prácticamente ilegal.

Las conversaciones continuarán en relación a los PPD.

Compartir