Increíble pero real, los rumores daban cuenta antes de la sesión de ayer de la Legislatura, de que se produciría un cambio en el reglamento interno, el cual fue el último asunto por tratar de parte de los legisladores salientes.

Y esa modificación se efectuó solamente en el caso del artículo que establecía al legislador de mayor edad para encargarse de presidir la ceremonia de jura de las autoridades provinciales, siendo el encargado de tomar juramento a todos los electos.

Según el reglamento esa función iba a corresponder al legislador electo Jorge Colazo, quien paradójicamente fue destituido por la Legislatura 14 años atrás, pero finalmente no será asi.

El remedo legislativo dispone ahora que sea el legislador que encabece la lista que mayor cantidad de votos tuvo en la última elección, por lo que esa responsabilidad recaerá en este caso sobre la justicialista Miriam Martínez.

El legislador Furlán descartó los rumores en la sesión, fundamentando, “esto es para aclarar distintos rumores que corrieron respecto del fin de esta modificación, y es llevar a esto como funciona en el caso del Concejo Deliberante de nuestra ciudad (Ushuaia) donde esa función se le da a la persona que la voluntad popular llevó en su gran mayoría”, justificó.


Compartir