La Policía de Neuquén detuvo ayer en esa provincia a un hombre de 31 años, que tenía pedido de captura de la Justicia de Tierra del Fuego por un caso de robo y daños reiterado, en un hecho ocurrido hace un mes en Río Grande. Lo localizaron en un puesto ambulante de panchos, donde trabajaba tranquilamente.

En el marco de una investigación, basada en un intercambio de información entre la Policía de Neuquén y la División Delitos Complejos de Río Grande, en esa provincia se inició la búsqueda de Oscar Joel Romero (31).

El hombre era buscado desde el 17 de julio en Río Grande, en una causa que se tramita en el Juzgado Correccional del Distrito Judicial Norte, tribunal que resolvió declarar en rebeldía y pidió la “inmediata detención” de Romero, por robo y daños reiterados.

Los efectivos de la Policía neuquina, comenzaron con la investigación y lograron determinar que el sujeto trabajaba en un puesto ambulante de panchos y que registraba una residencia temporal en Balsa las Perlas, Provincia de Río Negro.

Ayer, alrededor de las 10:00 de la mañana, el hombre fue demorado y puesto a disposición de la Justicia. Por el momento, se encuentra detenido en esa provincia, a la espera de la resolución judicial que determine su traslado a Tierra del Fuego.

Compartir