Fue intensa la labor de los inspectores del municipio y de la Policía en los controles en el tránsito durante el fin de semana, lo que derivó en 29 rodados secuestrados. En un caso, una conductora que sufrió el vuelco de su unidad, no tenía carnet y se negó a la alcoholemia por lo que fue incautado su rodado, pateando la mujer a un efectivo policial, tras lo cual quedó detenida.
La Municipalidad de Río Grande realizó controles en el tránsito durante este pasado fin de semana así como también la Policía con controles preventivos de saturación, lo que dejó un saldo importante de vehículos bajo resguardo.

Un total de 29 resguardos respondió a 4 casos por alcoholemia positiva mas otro caso por negarse al control, 10 por falta de licencia, 1 por cruzar en rojo un semáforo, 1 por falta de RTO, 1 falta de chapa patente, y 10 por falta de seguro.

El último resguardo se produjo por estacionamiento en lugar prohibido, ya que el conductor del rodado no apareció nunca y el dueño de la casa quería salir, por lo que el vehículo debió ser incautado.
secuestro
Conductora agresiva
Entre uno de esos secuestros se dio la particularidad del caso de un rodado Cherry QQ que el domingo por la mañana volcó en la zona de margen sur, asistiendo personal policial e inspectores para asistir a una mujer de 22 años que reconoció no tener la licencia.

Asimismo la mujer mencionó su negativa a hacerse la alcoholemia, tras lo cual se puso muy agresiva ante el secuestro de su automóvil, tirando patadas al personal policial que tuvo que optar por su detención contravencional.
vuelco detenida contravencional



Compartir