Este viernes se resolvió la situación procesal de los detenidos Víctor Perpetto, Cristian Padrón y Nélson Osorio. Una semana antes ya se había resuelto de igual manera la situación del imputado Franco Aguilera. Hay cruces telefónicos entre todos ellos, antes y después, del asalto a la masajista en su casa de Chacra II el 6 de enero pasado.
La resolución la adoptó el juez Sergio Dieguez como subrogante del juzgado de instrucción de Segunda Nominación, durante esta feria judicial próxima a concluir la próxima semana.

Dieguez resolvió en el marco de la causa 27.417 caratulada “González Cascales, Consuelo Antonia s/denuncia s/robo”, en la que el primer detenido fue Franco Aguilera de 31 años, vinculado por utilizar su celular personal para concertar la cita como presunto cliente de la masajista.

Los cruces de llamadas y mensajes telefónicos permitieron determinar que Aguilera mantuvo comunicaciones, previo y con posterioridad al hecho, con los restantes imputados; Víctor Ezequiel Perpetto, Nélson Osorio y Cristian Padrón; quienes se sospecha fueron los co autores del hecho irrumpiendo en la vivienda de la víctima con un arma de fuego.

En las conversaciones que surgen de los celulares incluso hablan sobre la venta de alhajas, parte del botín sustraído a la mujer; por lo que el juez dispuso el procesamiento de estos tres sujetos como co autores del hecho, por el delito de “robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no fue demostrada, y por ser cometido en poblado y en banda”.

Asimismo el juez determinó que no demuestran arraigo y la falta de trabajo estable, lo que consideró un riesgo procesal para la continuidad de los imputados sujetos a derecho en el marco de esta causa. A tal fin les dictó la prisión preventiva que los mantendrá tras las rejas.



Compartir