Lo sostuvo el Jefe de Gabinete, Agutín Tita, ante legisladores en el inicio del debate del proyecto de Presupuesto Provincial 2021. “Educación; salud; seguridad y obra pública son las áreas donde se apuntan los mayores esfuerzos de la gestión para el año”, dijo.

En el primer encuentro participaron además el ministro de Finanzas Públicas, Guillermo Fernández; el director Ejecutivo de la AREF, Oscar Bahamonde y el secretario General de Legal y Técnica, José Capdevila.

Tita aseguró que “este presupuesto elevado a la Legislatura es el fruto de un trabajo minucioso y responsable de todas las áreas de Gobierno, tal cual lo marcan las buenas prácticas de una política pública seria y comprometida en una gestión que priorice el bienestar general de la población y el crecimiento sostenido de la actividad productiva”.

“Se establecen aquí prioridades y urgencias que demandan nuestros vecinos y vecinas, es por eso que se plantean respuestas multidireccionales, coordinadas, para la recuperación integral de todos los sectores de la economía. Este desafío requiere no escatimar ni un ápice en las políticas públicas” remarcó. Por lo que aseguró que “en cuatro áreas se apuntan los mayores esfuerzos de la gestión para el 2021 como son educación; salud; seguridad y obra pública”.

El Poder Ejecutivo propone la puesta en marcha de 80 programas, con 200 acciones a desplegar, desde los diversos Ministerios y Secretarías de Estado, por un total de $ 71.000 millones. Se destacan el Programa de Continuidad Pedagógica 2020/021 ($ 7.249 millones), el Programa de Red de Atención Sanitaria ($ 5.228 millones), el Programa de Seguridad Provincial ($ 3.264 millones) y el Programa Integral de Convergencia del GLP ($ 2.819 millones).

De igual modo, hizo referencia al contexto que atraviesa la provincia y el mundo, remarcando que “estamos inmersos en una pandemia de alcances aún no dimensionados, que durante el año que transitamos ha derrumbado la economía mundial y que en nuestro país y nuestra provincia alcanzó niveles de extrema gravedad por una situación previa y heredada de caída de todos los indicadores económicos y sociales”.

“Todo hace prever que esta situación no se revertirá de un día para el otro ni por el cambio de calendario. En el mejor de los casos, el 2021 será el año de la pospandemia, que nos permitirá saber los verdaderos alcances de la crisis, en términos cualitativos y cuantitativos” destacó el funcionario provincial.

A su vez, el Jefe de Gabinete precisó que “el presupuesto se elaboró en este contexto y con estas previsiones, sabiendo que el rol del Estado a través de sus políticas públicas será, más que nunca, determinante para superar los estragos de la pandemia y sentar las bases de un crecimiento a largo plazo, como lo habíamos planeado en el inicio de la gestión”.

Tita aseguró que “esta herramienta de gestión que hoy presentamos está sujeta al diálogo con el objetivo de mejorarla y superarla” entendiendo que “la Legislatura es el ámbito natural para este ejercicio democrático, aquí está representada a toda la ciudadanía y no tengo dudas que el debate en el tratamiento del Presupuesto permitirá enriquecerlo, con nuevos aportes y miradas”.

“En un marco de incertidumbre total y absoluta respecto al corto, mediano y largo plazo, es el Estado el que debe brindar un panorama de certezas” reconoció y sostuvo que “este presupuesto, que plantea los ejes de acción para el próximo año, es lo único cierto que podemos y debemos ofrecer”.

Respecto a la elaboración dijo que “primó una combinación razonable, prudente y mesurada. Estamos ante un presupuesto real, no ficticio; en consonancia con el aquí y el ahora, proyectado hacia un futuro inmediato que nos permita empezar a dejar atrás este túnel que hoy estamos atravesando”

“Los esfuerzos se centraron en elaboración de políticas públicas que su expresión en términos financieros lleven previsibilidad a todos los sectores. El Estado como artífice insustituible para atravesar esta pandemia, acompañando y apuntalando tanto al sector público como al sector privado” sostuvo.

Asimismo, Tita reiteró que “este programa de gobierno -más que nunca- ha sido pensado como una herramienta de gestión al servicio de la defensa de la sociedad fueguina que contribuya a enfrentar de forma anticipada los desafíos para el año próximo y contener la situación de grupos vulnerables ampliando programas sociales, es una de las metas fundamentales, como así también contribuir a dinamizar el consumo en el sector privado”.

“Este plan de acción para el 2021 también contempla la máxima responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas. Sin ella, hoy más que nunca, no hay políticas que puedan sostenerse” concluyó.

Compartir