Es un frente de fuertes vientos que toda toda la zona patagónica, y en el último sector el norte de la provincia de Tierra del Fuego, registrándose a primera hora de esta tarde ráfagas de 87 kilómetros por hora en Río Grande.

Desde Defensa Civil Municipal informaron de algunas voladuras de chapas y cables caídos, pero nada grave ni fuera de lo común, mientras en el sector chileno se suspendió el servicio de cruces de barcaza.

La peor situación se vive al norte, zona de Santa Cruz y Chubut donde los vientos azotaron ciudades como Comodoro Rivadavia, donde las ráfagas alcanzaron los 135 kilómetros por hora, generando diversos inconvenientes.

En el centro comodorense, la vidriera de un local se destruyó por completo (foto), cayeron árboles y postes, volaron techos y hasta se produjo un incendio por un tendido eléctrico derribado.

La condición climática continuaría mañana con Chubut a la espera de ráfagas que podrían alcanzar los 145 k/h.

Compartir