A pocos días de asumir al frente de la Gobernación, Gustavo Melella, volvió a destacar su relación con los Intendentes fueguinos.

Melella reconoció que a nivel personal siente por un lado agradecimiento hacia los vecinos de Río Grande, y por otro, expectativas por lo que vendrá en su nuevo cargo.

En contacto con la prensa, el actual Intendente se mostró agradecido con los vecinos de Río Grande, «por los momentos lindos que nos tocaron, en los complicados, pero el respeto, el aprecio y el compromiso de los vecinos durante ocho años fue impagable. Lo mismo pido que hagan con Martín, el nuevo intendente, que le va a poner todo el esfuerzo y todas las ganas para llevar adelante la ciudad».

Consultado sobre el trabajo que mantendrá con los intendentes, aseguró que «la relación con los tres intendentes es muy buena». En el caso de Martín Pérez, aseveró que «va a hacer una excelente gestión. Es un muchacho con muchas ganas. Hace falta renovar, hace falta esa mirada. Nos sentaremos con él a regularizar la deuda que tiene la provincia con Río Grande, que es de alrededor de 400 millones. La idea es establecer un mecanismo para no generar demoras. Con Daniel (Harrington) estuvimos charlando muy bien, nos conocemos desde hace mucho tiempo. Con Walter tenemos diálogo, al igual que con Matías Rodríguez. El diálogo va a estar, no tenemos ninguna picardía política escondida, todo lo contrario. Podemos coincidir o no, pero estamos todos metidos dentro de un mismo proyecto nacional, que es el que encabezan Alberto Fernández y Cristina; necesitamos poner a nuestro país y a nuestra provincia en pie en serio. Y ahí vamos a estar juntos. Tenemos más coincidencias que diferencias».

Finalmente, volvió a hacer hincapié en que «el Impuesto Inmobiliario es de los municipios y vamos a respetar nuestra palabra y ser coherentes. Vamos a acompañar en infraestructura, en trabajar juntos en salud, en educación, hacerlos partícipes del Consejo Provincial de Seguridad y en cuestiones que para nosotros son importantes. Lo he vivido como intendente y es importante no superponer misiones y funciones, no duplicar estructuras, trabajar en el acceso en la tierra y la vivienda y en llevar los servicios básicos a donde sea necesario, también en el desarrollo económico y la promoción del empleo».


Compartir