En el marco de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente los Concejales de la ciudad avanzaron en el análisis del pliego de la disposición final de residuos, previo a la audiencia pública que se desarrollará el jueves.

Posterior al encuentro, la concejal Laura Colazo señaló que “necesariamente este pliego tiene que generar un cambio, y en tal sentido estamos planteando que se haga un enfardado de residuos, es decir que se haga un paquete de residuos para poder generar un uso más eficiente del espacio disponible, además de evitar voladuras, dado que el relleno sanitario se encuentra al lado de la costa, nuestra ciudad está inserta en una reserva natural, entonces lo que nosotros planteamos como un salto de calidad, y un cambio para el relleno sanitario de Río Grande es que haya un enfardado de residuos para poder proteger nuestra costa, hacerla más eficiente y estirar la vida útil del relleno sanitario, y de esta forma generar la incorporación de nuevas tecnologías”.

Al respecto sostuvo que el enfardado de residuos se “genera a partir de tecnologías argentina, lo cuál significa que tengamos menores costos para la implementación de este enfardado”.

Ante lo expuesto por el Municipio de que no se encuentra en condiciones de afrontar la inversión para el enfardado, la edil dijo que “nosotros tenemos una diferencia de visión con el Ejecutivo Municipal, creemos que los costos de inversión por el enfardado se van a poder compensar con el alargamiento de la vida útil del relleno sanitario, entonces si tenemos un relleno sanitario que nos dure por más tiempo, porque va a ocupar menos espacio, de una forma que no impacta el medio ambiente, creo que el costo es ambiental, es un ahorro porque protegemos el ambiente y nuestra costa que no tiene precio”, remarcó la edil.

Además entendió que el “enfardado permitirá que se extienda la vida útil del suelo, lo que hará que no tengamos que gastar recursos municipales para generar más espacios que vayan a la basura, con lo cuál hay que plantear un cambio en Río Grande con lo que tiene que ver con el tratamiento de residuos”, dijo, al tiempo que puntualizó que queremos que haya una “política pública municipal respecto a los residuos, donde no solamente se haga el enfardado en la disposición final, sino también se haga un proceso de reciclado de recolección selectiva, dado que para nosotros los residuos no son desechos, sino que son recursos, entonces si estamos debatiendo un nuevo proyecto del pliego del relleno sanitario, nosotros volvemos a insistir con el enfardado porque creemos que es lo que Río Grande se merece, y la ciudad necesita”.

También se refirió a la disponibilidad del suelo, para lo cuál la edil señaló que “quedan solamente disponible cuatro hectáreas, el contrato es de cuatro años, y cada modulo nuevo donde se disponen los residuos dura entre nueve y doce meses, con lo cuál en cuatro años de duración del pliego prácticamente nos quedaríamos sin suelo”.


Compartir