El abogado Diego Jure recordó como fue el proceso que se llevó adelante, en el marco de la causa de la desaparición de la menor Sofía Herrera, mediante la cual fue detenido el cuidador del Camping John Goodal, Alberto Urrutia. En los últimos días la Justicia le rechazó una demanda civil al Estado por haber estado un año detenido.

El abogado patrocinarte de Urrutia recordó su defendido fue detenido por el hecho de encontrarse en el lugar. “En ese momento estaba haciendo sus quehaceres domésticos”, explicó.

Esto llevó a que se realizaran un sinfín de procedimientos dando todos resultado negativo. “no había elementos contundentes” contra Urrutia. “Había elementos que el juez los consideró contundentes para investigarlos y ningún elemento pudo ser determinante para verificar su culpabilidad”, detalló Juré.

Alberto Urrutia, “fue imputado en calidad de autor de desaparición de persona, de sustracción de menores”, explicó el abogado. Causa que prevé una pena de entre 10 y 25 años y que no contempla la excarcelación.

El cuidador, “cumplió la prisión preventiva y a la semana, por pedido de la defensa se le otorgó la prisión domiciliaria”. Pasaron 8 meses para que Urrutia lograra el sobreseimiento y la inmediata excarcelación.

Luego que pasó todo el procedimiento, Alberto Urrutia de 74 años, siguió con su vida normal en la ciudad de Rio Grande, como jubilado del municipio de Rio Grande.

Cabe recordar que, que entre abril de 2009 y de 2010, Urrutia fue la única persona que llegó a estar detenida en el marco de esta investigación que aún no logró determinar el paradero de la menor.

La defensa de Urrutia tras esto inició una demanda civil contra el Estado Provincial reclamando un resarcimiento económico de 130.500 pesos, recurso que fue rechazado.



Compartir