El hecho tuvo lugar ayer en las calles de Río Grande en Thorne y Bilbao. Por el momento, no tendrá una secuela judicial para evaluar potenciales responsabilidades penales al médico que se negó a trasladar a una persona en situación de calle.

Personal policial que asistió al hombre de 54 años en la vía pública no realizó un informe para la Justicia, es por esto que no tiene judicialización alguna que permita saber si hubo conducta reprochable penalmente.

Sin embargo, desde el Hospital Regional de la ciudad manifestaron que hubo una “consulta interna” para averiguar lo que aconteció a raíz de que otra ambulancia auxilió al paciente.

El médico en su descargo habría manifestado inconvenientes operativos y que el hombre se habría negado a ser trasladado.

Compartir