El ex secretario general de la CGT y legislador electo cuestionó el convenio colectivo firmado por ATE, ATSA y UPCN con Rosana Bertone, que le abre la puerta al ingreso a planta permanente a “los mismos funcionarios que ajustaron a los trabajadores”, dijo.

Por FM Provincia, aclaró que “nosotros nunca vamos a estar en contra de un convenio colectivo de trabajo, lo digo como dirigente sindical y también como legislador electo. Lo que llama poderosamente la atención es que se haya hecho como se hizo este proceso. No estamos en contra de que trabajadores que realmente han cumplido con su tarea obtengan su planta política, pero creemos que no tienen que entrar por la ventana muchísimos funcionarios políticos que han ajustado a los mismos trabajadores y han generado herramientas para poder seguir viviendo de la teta del Estado”.

 “Esto no lo compartimos para nada y será una discusión que se tendrá que dar. Hay muchísima molestia incluso desde los propios trabajadores del Estado, porque ven que el empleador que los persiguió, que los maltrató, que no les dio aumento, ahora está como compañero al lado con los mismos beneficios. Es una falta de respeto para el movimiento obrero, para los trabajadores y para la comunidad en general”, sentenció del acuerdo sellado por los tres sindicatos.

Según el secretario general de ATE, Carlos Córdoba, el pase a planta permanente de funcionarios es “un problema político entre Bertone y Melella”, pero Trentino dejó en claro que no podría haber sido posible sin el consentimiento de los gremios.

“Como dirigentes sindicales nunca podemos estar en contra de la convención colectiva, y lo digo como parte del espacio político que va a conducir los destinos de la provincia. Esto lo teníamos como un eje de gestión y el convenio colectivo de trabajo venía a cumplir con muchas cuestiones que estaban olvidadas. Era una pelea histórica de los sindicatos, pero esta no era la forma ni era el momento como se dieron las cosas”, cuestionó.

“El convenio colectivo lo firma alguien que ya no está más y no le ha hecho muy bien a la provincia. Realmente no entendemos, pero las cartas están echadas y veremos cómo reaccionamos a esto”, advirtió.


Compartir