El gobernador Gustavo Melella volvió a lamentar el modo en que se maneja desde las redes sociales la situación por la pandemia, incluso, difundiendo la identidad de los pacientes. No descartó la extensión de la cuarentena en la provincia despues del 31 de marzo.

«A nadie le gusta que lo expongan. No es una peste, es una enfermedad que es muy grave, que es muy virulenta en el contagio», dijo el Mandatario quien además sostuvo que si a la cuarentena «hay que extenderla y es por nuestro bien, lo tendremos que hacer».

«No tenemos problemas en tomar medidas, pero no vamos a tomar medidas por lo que dicen en las redes sociales. Tomamos medidas por los datos científicos que vamos obteniendo», insistió.

En cuanto al aislamiento social obligatorio, Melella recordó por Radio Provincia que en Tierra del Fuego «la empezamos antes, fue una decisión muy dura, sabiendo que hay gente que la jorobas en términos económicos, pero son decisiones que había que tomarlas».

En este sentido, insistió que a la cuarentena en la isla «si hay que extenderla y es por nuestro bien, lo tendremos que hacer» y si «hay que profundizar y tomar otro tipo de medidas, la haremos también», advirtió.

La provincia comenzará a diagnosticar el coronavirus en los próximos días, como parte del programa de descentralización desde el instituto Malbrán que comprendió capacitación de profesionales y el envío de kits de reactivos.

«Los resultados van a salir más rápido», entendió Melella al asegurar que gracias a este trabajo, que se hará en el Hospital de Ushuaia, «vamos a tener datos concretos de cómo se va comportando el virus en la provincia, lo que permite tomar mejores decisiones, y un mayor control».

Compartir