Fue una recorrida en el hospital de Ushuaia que hoy se replicó también en el de Río Grande, donde se recorrió la obra paralizada de la nueva guardia que se calculó “está en un 25%” y se retomará por administración propia.

La recorrida fue llevada de parte de autoridades de Obras Públicas con directivos del nosocomio y de Salud, entre ellos el subsecretario de Infraestructura sanitaria, Alejandro Barría.

“Queremos un trabajo que permita que los hospitales sean lugares cómodos y amenos para el vecino que deba concurrir al sistema de Salud”, resumió.

Aseguró respecto de la paralizada obra del hospital de Ushuaia, “está tan complejizado ese tema que el objetivo por el momento es trabajar sobre ampliar y refaccionar los espacios del actual hospital que tenemos”, dijo.

En cuanto al hospital de Río Grande, refirió, “en líneas generales está bien, pero recorrimos la obra de la guardia que también quedó paralizada, está en un 25%, y recién estamos con la tabiquería, pero faltan pisos, hacer paredes, techos, calefacción y todo el tendido de los servicios complejos del hospital como el oxígeno, gases con los que se trabaja y la instalación de los mismos”, resumió tras la recorrida.

Esa obra fue dejada por la empresa licitataria por falta de actualización de costos, por lo que desde Obras Públicas se planea encarar la finalización de la obra.

Compartir