Comenzó el juicio oral contra el odontólogo Mario Gordillo acusado de abuso sexual gravemente ultrajante, exhibición de pornografía y corrupción de menores, cargos sobre los cuales se negó a declarar y se leyó lo que fue su declaración en la etapa de instrucción.

Los hechos datan de entre 2013 y 2015 en que el joven denunciante da cuenta haber sufrido múltiples abusos con manoseos, incluso por debajo de sus prendas de vestir en la zona genital, y la exhibición de imágenes pornográficas.

Tanto el testigo denunciante como su madre declararon que las consultas eran a puertas cerradas y que el joven, en ese entonces de entre 11 y 13 años, ingresaba solo a las mismas quedando la puerta cerrada.

Gordillo negó acusaciones

Previo a esto el imputado Mario Alejandro Gordillo Ojeda tuvo la posibilidad de brindar una declaración indagatoria a la cual se negó, tal derecho que le asiste y por recomendación de su defensor oficial, el Dr. Eduardo Tepedino.

Acto seguido el tribunal procedió a dar lectura a la declaración indagatoria que si brindó en la instrucción de la causa, donde señaló recordar a este paciente refiriendo que la sucesión de abusos habría sido imposible dada la circulación de personas en su consultorio y de que muchas veces trabajaba con la puerta abierta.

Negaron ingreso de nuevos testigos a la fiscalía

Finalmente el Tribunal de Juicio debió resolver respecto de nuevos testigos aportados por el fiscal Jorge López Oribe, en razón de una denuncia contra Gordillo encontrada del año 2010, en la que hubo un acuerdo de partes para no avanzar sobre la misma.

López Oribe intentó llevar como testigos a aquellos denunciantes que acordaron una mediación con Gordillo, lo que tuvo la oposición del defensor Tepedino reclamando que solo se limitara el juicio a estos hechos que se imputan en esta oportunidad.

Ante ello el Tribunal de Juicio resolvió no pertinentes a estos testigos y mañana deberá evaluar respecto de otros 3 testigos que el fiscal aportó respecto de personas que voluntariamente se ofrecieron a hablar sobre situaciones incómodas vividas con este profesional, pero que nunca fueron denunciadas penalmente.

Compartir