La curiosa situación se dio este mediodía en la zona de Chacra II, donde en calle Arturo Illía al 500 estaba estacionado un rodado Fiat Palio.

El padre de la propietaria señaló, “recién mi hija llegaba con sus dos hijos, dejó el auto apagado y entró al edificio, por lo que no sabemos que pudo pasar”, refirió respecto del motor que estaba apagado al momento de tomar fuego.

Casualmente por el lugar pasaban en ese momento trabajadores de Obras Sanitarias realizando tareas de desobstrucción en la zona, los cuales al ver el siniestro no lo dudaron y con el camión desobstructor comenzaron a lanzar agua sobre el vehículo, ante la desesperación de los vecinos.

Luego la llegada de los bomberos terminó por controlar la situación que, de no ser por los agentes de Obras Sanitarias, habría tenido consecuencias mucho peores.

Compartir