La planta que se reconstruye después del devastador incendio de un año atrás, volvió a tener un principio de incendio ayer por la mañana.

Los propios trabajadores de la firma textil radicada en el parque industrial de Río Grande fueron los que evitaron que la situación pasara a mayores, cuando este martes por la mañana el fuego se inició en una máquina chamuscadora, maquinaria que trabaja con gas y que tomó fuego con telas.

El propio personal de la fábrica extinguió la situación, denunciándose “lo que hace el trabajador es proteger su lugar de trabajo y parece no importarle a la empresa”, indicaron tras señalar que la firma sigue sin cumplir con normas de seguridad, tales como tener capacitada una brigada para este tipo de contingencias.

Además hace algunas semanas ya se había registrado otro principio de incendio, imprevisión increíble de entender si se toma en cuenta que la firma esta reconstruyendo su planta después del devastador siniestro de abril del año pasado.

Compartir