Lo sostuvo el gobernador electo, Gustavo Melella, respecto del cuestionado convenio colectivo de trabajo para la administración central que firmó la semana pasada Rosana Bertone y ATE, ATSA y UPCN.

Melella volvió a cuestionar las últimas medidas adoptadas por la gestión de Bertone, aunque aclaró que «hay acciones que uno entiende y que están dentro de un plan de desarrollo de la provincia”, pero sostuvo que al mismo tiempo “hay otras que no, que no son necesarias, que tienen que ver con otros intereses”.

“Cada uno sabrá por qué hace las cosas; nosotros hemos pedido que la provincia no se endeude más, que no generen más cargos ni más estructura, pero las decisiones son otras. Nos preocupa porque son los recursos de todos los fueguinos, que salen del mismo lado y si van hacia un lado es porque se quitan de otro».

No obstante, Melella se mostró «tranquilo» y «trabajando mucho con nuestros equipos para sacar la provincia adelante. En términos generales, está muy endeudada y esto es una complicación. Es igual que el país que Macri le deja a Alberto Fernández. Tenemos mucha fe, ganas y fuerza y estamos preparando las medidas que vamos a tomar desde el primer día de gobierno».

Sobre el convenio firmado entre el Ejecutivo provincial y gremios estatales, recordó que «antes de esa firma, nosotros hemos charlado con ellos. Les hemos presentado nuestra postura y ellos la suya: de que no lo iban a firmar. Pero habrá habido una cuestión que los haya hecho firmar. Para los trabajadores tenemos un proyecto más ambicioso y más rico que este convenio colectivo. No solo el aumento».

«Cuando estuvimos reunidos con representantes de ATE -agregó- nos reclamaban muchas cosas de este gobierno actual, desde el maltrato, la falta de condiciones laborales, cuestiones salariales. Y lo que proponemos para todos los trabajadores del Estado, que son servidores públicos, es que estén en las mejores condiciones. E ir trabajando esos reclamos».


Compartir